Google+ Badge

samedi 19 août 2017

remix Magie & Théâtre MM





Ajoutée le 19 août 2017

Il y a une chose qu'un éléphant ne peut pardonner, et c'est qu'on le trompe

en arrière-son la chanson Pink Lady Lemonade des japonais Acid Mother's Temple

J'ai suivi tout le processus, préoccupé d'une possible souffrance symbolique de l'éléphant car je me posais la question de la réprésentation, en plus l'autoportrait qui peut-être ne va pas de soi pour un être de nature non manuelle ni n'utilisant la séparation signifiant/signifié. Je crois qu'il y aurait plusieurs choses à noter au vol : j'ai suivi le regard de l'éléphant, préoccupations de son maître, petite bêtise de la destinée humaine, charité des éléphants et grandeur d'âme (comme aurait observé déjà Konrad Lorentz, les animaux faiseurs de ce genre d'exploit ne font que répondre à la demande - cuisante - de leur maître) Sinon il y a aussi ma jouissance perplexe a voir un corps somptueux qui dessine, comme j'aime de voir les femmes ci-faire, ou lire et la fascination qui m'induit aux pensées alpha en présence des ministres de Ganesha. Merci pour la curieuse experience, si vous avez davantage de nouvelles de Suda, dites-lui que je suis fan et que je suis ami des éléphants du Zoo de Vincennes que j'ai perdu de vue et dont je ne sais rien depuis leur transfert (moi j'appelle ça déportation) vers les mi-90's

je n'ai pas lu le règlement, j'ai jugé par analogie à la plupart de groupes d'art général et moi je suis artiste, autant potentiellement intéressé à prendre part à un débat sur les arts ou un échange sur tel ou tel tableau, qu'à faire connaître mon a
donc je vous disais intéressé à faire connaître mon art, mes recherches, mais aussi je crois personne assez courtoise pour accorder de l'attention à ce qui m'est proposé au sein d'un groupe


https://madamejeannebouvierdelamotheg...

https://soundcloud.com/manuel-montero

jeudi 17 août 2017

Ma nuit chez Berthe





dessins récents de Manuel Montero

son : traduction performative vers l'espagnol de poèmes de Pierre Jean Jouve


suivez Manuel Montero sur son site soundcloud, son blog (bilingue) et son blog Last cigarette of Christ ainsi que sa page de tirages d'art chez Saatchi

mercredi 16 août 2017

rare chinoiserie sonore HURLANTE NOVA & MONTERO



Ajoutée le 22 nov. 2015
PEINTRES TOUS DEUX HURLANTE NOVA JOUE LOOP STATION DE SON PROPRE ET MANUEL MONTERO TRADUIT PERFORMATIVEMENT SANS LECTURE PREALABLE ET DE VIVE VOIX D'APRES L'EDITION ESPAGNOLE DE MARCELA DE JUAN DES POETES CHINOIS ANCIENS DU CHE KING ET DE LI PO (LUI DINASTIE TANG)

mardi 15 août 2017

La Demeure de Narcisse par Manuel Montero & Contrecube





Ajoutée le 15 août 2017

roman visuel poétique avec quelques dessins récents et anciens de Manuel Montero. avec aide musicale de Contrecube et hommage fan art aux Laila, à part plein de portraits d'amis

mardi 8 août 2017

Fototropismos en la realidad y en la pintura Manuel Montero / Anel Mendoza

Fototropismos en la realidad y en la pintura
Manuel Montero / Anel Mendoza

pinturas de Manuel Ramírez (sobre amate), Anel Mendoza (litografía) y Manuel Montero



El túnel Ogarrio, principal vía de acceso al pueblo de Real de Catorce en San Luis Potosí, México, es un túnel de 2,300 metros de longitud. La forma del túnel varía conforme uno va transitándolo, se hace más ancho, se contrae, la irregularidad de sus paredes internas lo hacen parecer una especie de intestino de piedra dura, apenas iluminado por débiles luces amarillas en el techo. Y si lo recorres andando, en algún punto del túnel descubres un hueco en la pared, una especie de nicho oscuro. El sonido del motor de los vehículos que lo atraviesan anticipa su cercanía con un ruido gutural, oscuro e intenso, como el clamor de un dragón que agoniza. En ese túnel —largo y centenario intestino de una montaña de piedra— hay una pequeña capilla católica, gracias a la cual, por un par de días al año, el túnel se convierte para las personas del pueblo, en un recinto de conexión mística, donde el tiempo se detiene, se impide el paso, se congelan los movimientos peristálticos de la entraña de piedra y se repiten padres nuestros y aves marías.     


El pintor de Guadalajara, Jalisco, Manuel Ramírez me habló en Granada de Real de Catorce en San Luis Potosí, me lo describió como una ciudad fantasma. Ello supone una excelente introducción a una zoología del tropismo pre-animal, de los ectoplasmas y las llamadas larvas del astral, como elementos necesarios de una dharma o ley universal de la cual se debe ocupar la única filosofía perenne, la filosofía natural.


19748606_10212480803042360_4961861975454673681_n.jpg


19656985_10212480801922332_1286751691774295010_n.jpg


La propia pintura de Manuel Ramírez no carece de elementos auráticos o fosforescentes, de representaciones de células en tanto prójimos de la mirada, en tanto imágenes que desde reconocidas nos son largamente familiares. Los llamados por Paracelso “pigmeos” o espíritus inscritos en las fuerzas o identidades naturales, desde los árboles a las joyas, desde los arroyos a los talismanes, o por qué dice Cornelio Agrippa que del basilisco y de la serpiente gato nocturna solamente se utilizan en magia los globos oculares. Es la mirada del animal, es la evidencia de una pauta salvaje. Nos hallamos frente a una tecnología biológica de informaciones chamánicas, cuyo estudio solamente el artista puede hacer evolucionar.


Voces mezcladas que ya perdieron el ideal mito de la autoría, en este túnel que se crea al paso, conforme uno camina, uno camina devorando al paso, es así que uno deja túnel también, o al menos hondura en la arena movediza, como un gusano descortezador, avanza, avanza devorando. Todo es evidente. Aquí la transparencia del dibujo. Tú y yo danzando y dando forma. La imagen de la mujer en las antiguas nociones que intuyo que vivieron aquí  no era sumisa sino atemorizante, era un monstruo simétrico con un túnel adentro. Sexo hondo. Sexo de túnel. La mano de la Roberte o de la Diana klossowskianas que atrapa y dirige el falo del ciervo-hombre y lo encamina y dirige a la correcta entrada de su vulva. Una entrada con dientes. Al menos hay un capítulo de un libro de Devereux consagrado a la vagina dentada, y otro capítulo en la Crítica de la Razón Cínica de Slotterdijk, pero ni uno ni el otro el atolondrado Manuel Montero los ha leído realmente. La potente metamorfosis observada por mí en las chicas de mi generación que leyeron a Devereux, Baubo, la vulva mítica, un ensayo de helenismo y etnopsiquiatría vinculado a la representación visual y corporal del sexo femenino ( con unas interesantes reflexiones sobre la analidad ).


13563161_10208397239187405_1805042983_n.jpg


Tonantzin es una pintura que quiero evocar. La cara la tiene al revés y las lágrimas corren hacia arriba. Los ojos los tiene vacíos. La pintura está puesta directamente sobre la madera sin imprimatura. Su falda es roja. Sobre ella flotan monedas de 10 y de 50 centavos. Su cinturón es una serpiente mal dibujada. Y donde va su sexo hay un ángel con tetas y las piernas abiertas y una hendidura clásicamente resplandeciente. Abajo, una guirnalda hecha de nopal. Y un corazón de cabeza. En su cinturón hay una pistola. Todo “mal hecho”, todo feo. Todo ingenuo. Composición central. Una virgen de Guadalupe, o Lupita, como le decimos en México.  


Sobre la fealdad de las imágenes que constituyen el núcleo más arcaico de la mayoría de los templos antiguos hay algunas reflexiones de Plutarco, que ya miraba su propio paganismo con un afán de recopilación y de interpretación cercano al de un antropólogo.


Otra evocación visual. Una litografía.


Así la búsqueda de una ella que no se atrapa nunca. El túnel es ancho y estrecho y por él pasa todo el mundo en forma tensa. Un ducto. Los dientes. Descripción de La Torre, da igual la versión. No existe esta versión:


El espacio está dividido por un relámpago. El relámpago se abre (esternón, corazón expuesto) y deja ver un cielo rojo. Arriba es el gran ojo, o el ano del cielo (una cópula eterna que hace que gire la tierra y que las cosas del mundo se muevan, evocar a Bataille). La pupila encendida y abierta como un abismo y el iris de fuego. Fuera del relámpago, la noche. Del lado izquierdo, volando un ave con una flor en el pico. Del lado derecho una hydra resplandeciente, aunque puede ser Quetzalcóatl. No hay piso firme, como en un sueño, sino arena quinética, de esa que si la aprietas queda como una roca y si la sueltas se vuelve líquida. En el Mictlan aparece esa misma mujer pero en forma de serpiente. Abajo, unas fauces: se trata de la fiera de la tierra, Coatlicue, pero echa fuego por la boca y por la vagina. Sus manos y sus corazones brillan. La cólera en la cara vocifera el estruendo de una máscara que se desmorona. Es la destrucción.


IMG_7371.JPG


aquí haciendo collages y practicando idolatrías


al Buda de mi amiga Patience (modelado por ella, es escultora y nieta de Klossowski ) le he echado hoy por encima un chorro de miel, en recuerdo de todos mis amigos
soy bastante impulsivo con la obra ceremonial, pero no destructor, soy efusivo como lo son los perros afectuosos, poco pendientes de las apariencias (aunque supongo que también hay perros sutiles que saben esperar el momento y saben ser providenciales)


es el blob
ni animal, ni hongo, ni vegetal
una célula que puede medir hasta diez metros
apenas perceptible
más antigua que el reino animal y vegetal
hay 720 identidades sexuales en el reino blob
tienen una inteligencia que está siendo estudiada pero que no sabemos si sobrepasa la de todos esos señores en bata blanca, de momento se admiran de algunas cosas que los blob, sin sistema nervioso identificable, logran positivamente comprender
viven en los sitios húmedos pero entran en estado fósil si hay sequedad y resurgen desde que se vuelven a dar las condiciones, por eso los científicos consideran que son células casi inmortales
a mi lo que me interesa es cómo interaccionan con nuestro inconsciente


13002411_1615817872076589_8133886376408288426_o.jpg


En el suelo donde está posado este dibujo, una casa de vecinos en el Albaicín (la escena representada la viví con una escritora andaluza radical en el barrio contiguo, aún más pobre y más gitano, Haza Grande, que desde el balcón de donde viene la luz al papel y suelo se tiene como visión cardinal) tuvo lugar una “limpia” de santería, práctica en principio no manifiesta en las costumbres españolas. El lugar está en la umbría del monte del Albaicín de modo que la casa es húmeda, y durante la limpia, en la cubeta de agua amoniacada se materializaron unos grumosos ectoplasmas, sin llegar a formar figura hostil. Se puede decir que el espíritu blob o la suma y concilio de los blob presentes o cercanos no participaban de la extraña pesadez y sinistrosis de la casa contigua, donde habitan mis padres. Que se opera una frontera y el lugar aunque gris, húmedo y penoso, no participa del fantasma macabro activo en la casa contigua. En ese lugar seguro, pues, la verticalidad del fototropismo amoroso. Y la horizontal del abandono místico.


regard sur visage classique Manuel Montero.jpg


La tía Lucy es experta en limpiar a los niños cuando les da el mal de aire.


Ese mal, el mal de aire (también, no casualmente llamado mal de ojo), les puede dar a los niños pequeños por varias causas: si alguien los mira fijamente o por mucho tiempo, si están en un sitio con mucha gente, por estar cerca de una cazuela donde fríen mucha comida, o si alguien desconocido los desea abrazar. Puede haber más razones o ninguna razón.


El principal síntoma de un niño con mal de aire es un llanto particular. Un llanto que no es de necesidad o de capricho, un llanto sin fondo sin causa aparente y sin parar. Un desconsuelo. Un desconsuelo de orden espiritual.


Las mujeres de la casa se esmeran en preparar lo que ha de ser la limpia del niño: un huevo, un poco de alcohol, un vaso con agua pura.


En el pueblo se busca a una mujer cabrona (el adjetivo connota fuerza chamánica, una mujer experta en humanidad, una mujer franca y buena de las que se ríen fuerte, una especie de bruja sabia en hombres y en amores) para que sea ella quien limpie al chamaco, al escuincle (ambos sustantivos igualmente coloquiales y cotidianos para referirse a los niños). Generalmente la búsqueda se concreta con la frase: ándale mi hija, ve a buscar a doña lucy que le venga a curar el aire a tu hermanito.


La chamana llega enseguida y, mientras las mujeres desnudan al bebé en una habitación tibia, sin corrientes de aire, ella primero empapa el huevo con el alcohol, luego pasa el huevo por el cuerpo del niño, de la siguiente forma:


Se reza un padre nuestro al final y se abre el huevo en el vaso con agua. La chamana lee signos en el vaso. Usualmente hay pequeñas esferas transparentes en la clara, esos son llamados “ojitos” en la creencia del mal de aire o mal de ojo en distintas partes del país, y yo supongo del continente. Esos ojitos son el demonio, la maldad, lo que hacía daño. Ya están ahí, atrapados, encapsulados en un vaso con agua y son inofensivos. Verlos en el vaso y analizarlos y asombrarse es parte del ritual, tiene que ver con la materialización de la causa de un mal mayor: el desconsuelo. Se los tira afuera de la casa. El niño duerme como un bendito. Es infalible.


Esto realmente sucede en la vida pueblerina y citadina del México profundo, ese México por donde mal pasó a modernidad y donde seguimos siempre en tiempos de la puta colonia, un México católico a su modo, un México cuyo vínculo con la naturaleza tiene la misma raíz que en tiempos del Anahuac, —un cúmulo de particularidades se me despliegan aquí que no puedo encarcelar en un triste párrafo—, un México de rituales con esa ancla milenaria de siempre parecerse a la montaña, entre rural y citadino, hablo también desde esa frontera, lo rural-urbano, hablo también desde un ojo mal habido de niña consentida que ha probado las mieles amargas de conocer Europa y saberse un ojo doble y triple y cien mil veces vuelto a colonizar del pensamiento y del alma, tanto que ya no sabe nada de pertenencia y eso le duele vagamente.


En fin, divagué, como es lo justo en este tipo de duelo escritural.  El punto de explicarte esa creencia del mal de aire o mal de ojo es porque precisamente encuentro un misterio en esa noción de que el mal o el bien están en el aire, y cuando digo mal y bien no me refiero a cuestiones éticas sino espirituales, me pareció indicado contarte que se lleva a cabo un ritual verdadero de santería mezclada entre catolicismo y algo pagano y algo sin duda místico pero de un tipo de sabiduría cercana a eso que describes. Blob. Algo en el aire y en la mirada. Por eso mal de ojo y mal de aire. Al niño le dio aire. Le hicieron ojo.


El amuleto contra el ojo es una semilla vegetal a la que se le llama “ojo de venado”, que generalmente la encuentra uno en los mercados casi de cualquier ciudad del país, y que la venden atada a un cordón rojo, puede haber versiones que incluyan un santito que acompaña la semilla. El color del cordón es importante. Rojo. Una sensación. Se coloca en la muñeca como una pulsera. Un olor: un pensamiento. Esa célula de dimensiones indefinidas. Algo que no se atrapa pero que nos mantiene, un respiro. Blob. Un deseo. El deseo. El miedo también. Están en el ambiente. Un ambiente. Microorganismos autónomos. Cuerpos independientes. Una corriente, un aire, miradas de aire encapsulado, aire atrapado en frasquitos en una estantería: el lenguaje.


Una estantería con miles de frascos con aire encapsulado. Cada frasco con una etiqueta que identifica qué aire es, cuánto pesa, cuánto mide, dónde fue atrapado.


La idea del blob es que estamos inmersos en campos de memoria e inteligencia que no se concretan exclusivamente en nuestros cerebros, o en la información manipulada por nuestros aparatos.


19756430_10212480782561848_8325579319989705158_n.jpg


Esa chica del dibujo era la del escuincle
y al escuincle que es una damisela canina llamada La Rosi le tuve que hacer magia de la india cuando le picó una abeja
en el morro, se le hinchó
recité de memoria (no me lo creo ni yo, normalmente no tengo tanta memoria) el Garuda Upanishad que es contra los venenos
19642704_10212480776761703_1590271714913116630_n.jpg


La Caja de Pandora, el Eros, el frasco de anthrax roto. El estiércol fecundador, la maravilla ante su propia mierda de todo bebé.


La luz, la luz de todo estado iluminado, y más aún la luz de la visión perceptiva, es el objeto a (objet petit a), el excremento, la intensidad material, y la luz atraviesa el esfínter ocular de igual manera que la mirada supone un envío de prana sagital hacia quien miremos.


El bebé que mama, bombeando la leche del seno hasta su estómago, y respirando a la vez, no está necesariamente ejecutando un acto íntimo que haya que esconder, porque la comunicación con la madre comprende el aprendizaje del mundo, en ese último periodo de intercambio de fluidos y de inclusión corporal, y pretender que el amor consiste en algo a dos que hay que esconder es propio de legisladores que parten como modelo de sus propias prácticas de maltrato, abuso y violación, que tienen el privilegio de guardar secretas


Manuel Montero Isis Trimammia.jpg.


No es el vino la especie sacramental cristiana ? junto al pan (que contiene gluten, desaconsejado en nutrición, porque del alcohol del vino es de lo que pienso hablar, aunque también de los taninos de la uva)


es como cuando P. me dijo al principio de nuestra relación que si no había maltrato la relación no le aportaba nada


quizás me seducen las mujeres y no sé qué más


quizás el escuadrón en orden de combate


quizás la extraña elevación del dinero


seguir el dictado de la voz de las jóvenes


sooo caballooo
tengo una moto, una moto imaginaria
sus motores mentolados y de elizir
su ruido un ronroneo de leopardo
me quedo plegado como un paraguas
delante del concierto de las gacelas
estoy viendo amanecer
en una perla del recuerdo
de qué sirve retirar su juego del mundo
si el sol de plata de la aurora está llorando en mi mano


y el mendigo y yo
unidos en un torbellino de fuego frío
ascendemos
ella y yo estuvimos
vestidos de vino
en el crepúsculo opaco de mi cuarto
el adivino
ausente
saltaba de la línea de tiza
al sol nocturno de las sirenas


IMG_7386.jpg


Así pues, la confrontación de ideas, la confluencia artística, en dualidad autor / autora, que no puede hacerse si no es en un cierto reflujo emotivo (razonado) plantea al comentar las imágenes eróticas o de retrato un fondo de indiscreción, respecto a la compañera que paseamos desnuda (o no) por los muros de las galerías de arte o por los de internet, y de la que hemos mostrado, por placer artístico, lo que más nos gusta.


Atención no tanto a los aspavientos y espasmos de la culpa y la infidelidad, sino a que nuestra cuestión del blob y los tropismos (sus tropismos, los nuestros) se tiene que ocupar de todo, como una madre, protagonizando la vida de los hijos como el título protagoniza un libro


Esta digresión quijotesca no es otra desarmonía sino la de transitar (y se impone formar un cuño latino para blob) la espuma, el plasma… o el perfume, la distinción entre la serpiente, en contacto y caricia permanente del suelo y el cuadrúpedo y el bípedo, seres de acción y maquinismo (mientras en el reino de la espuma, como en el vegetal y el de los hongos, los tropismos no contradicen la excelencia de la química) que deben de alguna manera ser significados en la memoria


El hijo se aleja de sus padres para vivir, el cuadrúpedo abandona el medio acuatico, el loco y solamente el loco abandona a su mujer, pero también antes ha cometido la locura de hacer todo en su nombre. El pintor de retratos se encuentra así ubicado en un tejido de fantasmas que, como en el antiguo dicho de que todo lo que está oculto se volverá manifiesto ( en mi barrio se dice to se sabe), es imposible no representar, en volumen o en hueco.


Eve transparence.jpg


nueva internacional letrista en strade Manuel Montero.jpg
dulce horror, solo frente al amor, la razón se va, lágrimas saladas y ámbar, lágrimas sagradas


“dancing with blobs
prettish blobfaster where the kicky as naughty waterwarm
lumid uptake”


aquí haciendo collages y practicando idolatrías


al Buda de mi amiga Patience (modelado por ella, es escultora y nieta de Klossowski ) le he echado hoy por encima un chorro de miel, en recuerdo de todos mis amigos


soy bastante impulsivo con la obra ceremonial, pero no destructor, soy efusivo como lo son los perros afectuosos, poco pendientes de las apariencias (aunque supongo que también hay perros sutiles que saben esperar el momento y saben ser providenciales)


me sube mucho desde que he conocido a esta chica
y creo que me lo voy a terminar y liar otro


arte chino en la mente
lenguajes desconocidos


hey
con mi cafecito
algo me debiste leer en el tarot, no me acuerdo de nada pero me ha cambiado la vida
he conocido también a una mulata como tú artista también que hace muñecas y transmite una energía como abrir un horno de cerámica encendido

haber vivido sucesivamente con dos paranoicas me hace desconfiado, pero menos angustiado desde que hablé con la treintañera

me transformé en un océano, y me llené de tiburones

Seguidamente, en privación de THC, por una pérdida estúpida
Fumando un anodino Camel sin filtro, manteniendo bajo el nivel
De ruido
Atendiendo a las múltiples instancias del silencio
Con mi actividad en la semioscuridad
El blob acoge en su sombra otro cuerpo, fatigado
El fardo pelviano mío, masculino
De no sentir nada, de la impotencia que pulsa dentro
Y la cabeza que no para de pensar frases y vértices

Cada vez que me pongo un condón, si no tomo viagra
Se me va la erección, me dice que no es grave
Que no pasa nada, y mi cabeza densa de frases hechas

Estoy dispuesto a velar como un soldado
A sacar estrellas de esta noche de sexo
En que mi rostro ya viejo, pronto estropeado
Ha sido vivificado, pudiendo adorar

En estado de privación, en el paraíso
Ella me transmite paz, una fuerza
Yo soy un neurasténico de la gran metrópolis
Una cucaracha feliz, un bastardo intelectual


Salomé (paroxismo) en strade Manuel Montero.jpg


Quisiera esclarecer aùn algo que queda para mi por releer, los primeros a


IMG_0412.JPG


he abierto una botella baratilla de vinho verde
yo no debería pero el comedor social me ha enseñado muchas cosas
y también las amigas que he tenido
Encostas de Pedra


Siendo el blob potencialmente inmortal en sus fases de muerte y resurrección, en su manera de crecer, sobre la que jamás tendremos tiempo de aprender bastante, pero que llevamos en nosotros en tanto que estamos vivos


Sentimos a la mujer si no la somos, o acaso no hemos aprendido a sentir


Se incinera, se esteriliza, se busca insensatamente desinfectar la naturaleza y personas


Se alimentan fuegos y luces, se come carne varias veces al día


El mal recuerdo que deja la industria en la inteligencia viva y potente del plasma, la luz artificial


Mejores mundos esperan a la espora cordial


qué locura, me he puesto a mirar una peli de arte y ensayo donde actúa Eve que ha sido mi pareja muchos años, la peli es de hace años, de la época en que nos separamos, estoy alucinando en colores, es un análisis de la paradoja colectiva y de qué es el individuo


Débauche 1 .jpg